• 17 abril, 2021

Alcaidía: el STJ decidió delegar el control de ejecución de sentencias

Feb 15, 2021

Con disidencia de la jueza Isabel Grillo, el Superior Tribunal de Justicia resolvió dar intervención a los Juzgados de Ejecución Penal para que continúen con el seguimiento y ejecución de una serie de acciones de hábeas corpus que ordenaron el Poder Ejecutivo mejorar las condiciones de detención de los internos en la Alcaidía de Resistencia.

Por mayoría, el Superior Tribunal de Justicia del Chaco resolvió delegar en los juzgados de Ejecución Penal en turno el seguimiento y ejecución de una serie de sentencias que habían ordenado al Poder Ejecutivo mejorar las condiciones de detención de los internos de la Alcaidía de Resistencia en el marco de acciones de hábeas corpus colectivos impulsadas por los alojados en esa unidad penitenciaria dependiente del gobierno provincial.

En la última presentación realizada en 2.019 por los internos del Pabellón Nº9 se reclamaba por “malos tratos por parte del personal del servicio penitenciario, procedimiento de requisas, denuncias de acoso sobre visitantes, régimen de visitas, distribución de medicamentos y protocolos a seguir con motivos de la actual situación de pandemia a raíz del Covid-19”.

En el voto de la mayoría, los jueces Rolando Toledo, Emilia Valle y Alberto Modi consideraron que de acuerdo a las constancias aportadas por el Servicio Penitenciario Provincial “surge que se ha avanzado hacia el cumplimiento de lo ordenado en la misma”. En ese sentido, precisan que “se ha iniciado investigación administrativa y dado intervención a la Fiscalía de Investigación en turno en relación a las denuncias de malos tratos; se ha presentado proyecto contemplando la ampliación de las visitas, habilitación de visitas conyugales íntimas, todo en base al plan de desescalada implementado por el Ministerio de Seguridad y se ha asegurado la atención médica en el marco de los protocolos establecidos. Todo lo que denota la efectiva realización de acciones
tendientes al cumplimiento de las Sentencias Nº 183/18, Nº 52/20 y Nº 161/20”.

No obstante, admitieron que “(…) no pueden desconocerse las presentaciones efectuadas por los internos que dan cuenta del constante seguimiento que demandan los reclamos efectuados”. Y consideraron que “(…) las particulares circunstancias en torno a la institución carcelaria, la permanente rotación de los internos allí alojados y las cuestiones puestas de manifiesto en la presentación (…), demuestran la necesidad de procurar medidas acordes a las características del conflicto en procura del interés de los alojados en la institución en cuestión”.

PARA QUE LOS DERECHOS NO SEAN “UNA MERA DECLAMACIÓN DE INTENCIONES”

En su voto disidente, la jueza Grillo sostuvo: “(…) si bien ha habido un avance en cuanto a las condiciones de detención, lo cierto es que no se observa un absoluto cumplimiento de lo ordenado en procura de la satisfacción de los objetivos perseguidos por dichos resolutorios. Lo que se evidencia con claridad ante la reiteración periódica de idénticas pretensiones que han motivado nuevas sentencias e intimaciones a lo largo de este tiempo. Pruebas de que al día de la fecha no se ha cumplido el objetivo perseguido con la presentación de la acción inicial”.

En ese sentido, la magistrada advirtió que “(…) el cumplimiento de la sentencia integra la triada del derecho a la tutela judicial efectiva, junto con el libre acceso a la justicia y la posibilidad de obtener una sentencia justa, motivada y fundada; este tercer y último momento que contempla el contenido del derecho a la tutela judicial efectiva requiere que la resolución judicial se cumpla, de lo contrario, el reconocimiento de derechos establecidos en ella será vano, una mera declamación de intenciones, con grave lesión a la seguridad jurídica”.

Así, Grillo concluyó: “(…) el análisis de las actuaciones me lleva a afirmar que la situación imperante en la Unidad Especial Alcaidía Policial de Resistencia indica la inobservancia por parte de la demandada de lo ordenando por este tribunal, en flagrante trasgresión al derecho a la tutela judicial efectiva de los internos allí alojados”. Por lo que consideró que el Superior Tribunal de Justicia debía seguir interviniendo en la supervisión del cumplimiento de la sentencia, “por tratarse del juez natural que ha intervenido en la causa, que ha dictado sentencia y que debe garantizar su cumplimiento conforme los arts. 18 de la Constitución Nacional, 8 y 25 de la Convención Americana de Derechos Humanos y 20 de la Constitución de la Provincia del Chaco”.

fuente: CHACO DÍA POR DÍA