• 28 enero, 2022

Bruno Cipolini y Martín Lousteau lanzaron Evolución

Jul 9, 2021

En el día de ayer jueves, se presentó de manera oficial el espacio político interno de la Unión Cívica Radical, que llevará el nombre de Evolución, movimiento que en el ámbito nacional está encabezado por el senador Martín Loustau, y que actualmente presenta un proceso de expansión hacia otras provincias del país.

La presentación se llevó a cabo de manera virtual, por la plataforma Zoom, con la presencia de Martín Lousteau desde la Ciudad de Buenos Aires, y el intendente de Sáenz Peña Bruno Cipolini, quien fue designado como referente en la provincia, desde un salón de la Universidad Nacional del Nordeste en Resistencia. También formaron parte del evento Hugo Domínguez, el líder de Encuentro Cívico que se involucró al espacio, y otros dirigentes.

El encuentro tuvo la participación de unas 400 personas, duró alrededor de 30 minutos y contó con cinco oradores, con Bruno Cipolini, Martín Lousteau y Hugo Domínguez como principales.

En su discurso, Domínguez afirmó: «Ayer escuchamos al gobernador de la provincia hablarnos a nosotros, la oposición, decirnos literalmente ‘no son alternativa de nada’. Nos hacía responsable de la enorme falencia que tiene esta provincia en materia de educación, de seguridad, de salud, en materia social por supuesto».

“Le estamos contestando al gobernador con esta formalidad, Evolución aquí en Chaco. junto a Bruno acompañándolo, con todo el equipo. Desde Encuentro Cívico venimos con mucho compromiso, con ganas de trabajar juntos”, completó.

Luego fue el turno de Bruno Cipolini, quien en principio confirmó que el intendente de Concepción del Bermejo Raúl Maldonado también se sumó a Evolución, y después brindó algunas definiciones interesantes para marcar un camino de lo que será Evolución dentro del radicalismo chaqueño. “Venimos a aportar a la construcción de un radicalismo mejor, a un radicalismo movilizado, a un radicalismo competitivo, a un radicalismo desde el trabajo equilibrado puertas adentro, para que desde ese radicalismo equilibrio aportemos a un Juntos por el Cambio que también se vuelva cada día más competitivo y donde los radicales no esperemos que nadie nos regale nada, sino que con la prepotencia de nuestro trabajo y con la fuerza de nuestras convicciones nos ganemos los lugares que sentimos que nos merecemos”, señaló quien será la figura principal del armado de Evolución en la provincia.

Además, marcó que “queremos un radicalismo con ganas de hacer, de gestionar” y pidió “un radicalismo transformador, entendiendo como la idea fuerza y la idea base que hace a la existencia de la UCR como partido de resistirnos en todos lados a la tentación de volvernos en algún aspecto conservadores, somos un partido de la transformación y deseamos seguir siéndolo”.

«En esa construcción de un Juntos por el Cambio más competitivo queremos aportar al equilibrio de la política a nivel nacional, por supuesto, cada uno desde nuestro espacio. Pero una política nacional equilibrada también hará a la alternancia en el poder, eso redundará en una democracia más fortalecida donde los abusos institucionales no puedan ser una tentación de nadie”, finalizó el jefe comunal de la ciudad termal.

Martín Lousteau fue el encargado de cerrar el encuentro, el senador pidió salir de lo que él llama “complejo de minoría” en incluso criticó algunas determinaciones tomadas por el partido en la provincia, como así también a nivel nacional, aunque además apuntó contra el gobierno provincial.

“Lo escuchaba a Hugo (Domínguez) acerca de lo que dice el oficialismo provincial y parece que ignoran que vienen gobernando hace 14 años, como si una década y media no fuese suficiente para alterar la realidad”, inició el senador por CABA y ese fue el pie para comenzar a hablar sobre la situación partidaria.

“Para poder vencer al oficialismo nosotros somos los que tenemos que mejorar”, definió Lousteau, que a la vez consideró que hoy convivimos en un país bifrentista “y ese el legado más importante que dejó Macri, que estamos en un frente que si suma 10 puntos más puede volver a gobernar y si gobierna bien modifica el sistema político argentino para bien forzando que el peronismo sea otro, sea mejor y eso lo podamos replicar en todas las provincias”.

E insistió en que “para que juntos pro el cambio sea mejor, la llave es que la UCR sea mejor” y a eso lo explicó en que “el PRO es un partido que nació en la Capital Federal, tiene algunas ventajas por eso, porque la Capital Federal es un monstruo raro, pero también conlleva un montón de defectos y el PRO puede mutar de liderazgos pero hay algo de su esencia que le va a costar mas cambiar; la Coalición Cívica no va a cambiar porque es un partido casi unipersonal”.

«El deber de mostrar a la sociedad que puede haber un Juntos por el Cambio más grande y mejor reside en nuestro partido. Si el radicalismo es más grande y mejor, no me cabe ninguna duda de que Juntos por el Cambio va a ser más grande y mejor», siguió.

Y manifestó que “mas grande y mejor es un partido que abandona lo que nosotros en Evolución denominamos el complejo de minoría” y afirmó que “el radicalismo en algunas provincias ha desarrollado un complejo de minoría, es decir que se siente y actúa como si fuera minoría y fuera siempre a ser minoría. Así no se transforma la realidad”.

“Un partido que se describe a sí mismo con la cantidad de senadores o diputados que tiene es un partido que se siente minoría. A mí me gusta describir un partido con la cantidad de intendentes que tiene, de gobernadores, de liderazgos que emergen de universidades que gobiernas y de gente quiere ir a transformar desde lo ejecutivo”, expresó y marco que “eso es salir de la comodidad de lo legislativo y de la minoría donde uno es oposición y no se hace cargo, o es minoría en una coalición y tampoco se hacer cargo, a transitar a la incomodidad de pelear todos juntos para transformar la realidad”.

Luego se expresó en lo que respecta a discusiones internas y dijo que “lo segundo que tiene un partido que quiere salir del complejo de minoría es que no le tiene que tener miedo a la competencia. Lamentablemente muchas veces nuestro partido anula la competencia, anula la competencia interna” y ejemplificó: “Piensen que en Córdoba una parte del partido trató de que no hubiera internas; cuando se fue a internas el partido estaba mitad y mitad. La pregunta es ¿querían anular una mitad del partido que tenía algo que decir y que tiene 40 intendentes? No puede ser”.

Y agregó: “Hay otras maneras de no querer competir, una la estamos viendo en Chaco”. El senador así se refirió al reglamento electoral de Juntos por el Cambio Chaco que exige a la minoría un 33% de los votos para ocupar un lugar en la lista de candidatos.

“Cambiar las reglas del juego, modificarlas a favor de una parte de un espacio, esto de poner un piso del 33% o después integrar de una manera distinta lo que es la regla de proporcionalidad y el D’hondt. Quiere decir que con tal de preservar un espacio que domino, que controlo, prefiero que aquel que vale mucho, no esté. Ese es un partido que tiene complejo de minoría y es un partido que no tiene ganas de competir”, marcó Lousteau.

De la misma manera, señaló que “tendrían que incentivar la competencia para que todos aquellos que son buenos y puedan surgir como liderazgos en todos y cada uno de los rincones pueda estar y pueda estar representado como corresponde”.

“Sacarse el complejo de minoría para gobernar quiere decir en mi opinión un partido que vuelve a su esencia. Entonces en lugar de honrar a nuestros próceres, el último Alfonsín, nombrándolos e imitando las inflexiones de su voz cada vez que nos toca hablar, lo que tenemos que hacer es ir abrevar el coraje para transformar la realidad y eso implica dar peleas”, dijo.

Cerca del final, expresó que “nosotros queremos debatir de cara a la sociedad” y añadió que “como partido tenemos que reconocer que muchas veces no nos organizamos para ir a convencer, nos hablamos a nosotros mismos y nosotros tenemos que ir a hablarle al que no sospecha que es radical, al que no sabe todavía que quiere votar a un radical, dejar de hablarnos a nosotros mismo y organizar los recursos que tiene el partido para conquistar el afuera. Y conquistar el afuera no para tener un cargo legislativo, sino para tener militancia de base, cuadros técnicos, capacidad política y de comunicación para ir a gobernar todos y cada uno de los rincones”.

“Aquellos que gobiernan saben que eso requiere un ejercicio de consenso, un ejercicio de gestión y un ejercicio de poder. Cuando nuestro partido abandona esas cuestiones se transforma en un partido que es complemento de otros, que puede aportar lo que otros no tienen pero que se resigna a no conducir. Los que estamos en Evolución nos rebelamos contra eso”, aseguró.

Así, nace un nuevo espacio interno en el radicalismo de cara a las elecciones primarias que se llevarán a cabo en el mes de septiembre, recordando que el próximo 14 de julio vence la fecha para presentar los frentes que competirán en las PASO.

Desde Evolución Chaco afirmaron que conversan también con otros espacios del radicalismo, partido que hoy se encuentra fragmentado en por lo menos dos espacios, el de Convergencia Social y Sumar, y el que integran Somos Parte y NEA. Por el momento, Evolución se ubica «en el medio» de ambos.

El espacio de Convergencia Social y Sumar es el que a la vez presentó ya la alianza Chaco Cambia, integrada también por el PRO y la Coalición Cívica provincial, que llevará como candidatos a Leandro Zdero encabezando los diputados provinciales y Juan Carlos Polini los nacionales. El principal líder de Evolución criticó el Reglamento Electoral determinado por este espacio.

De esta manera y con el panorama actual, queda poco tiempo para que Evolución Chaco, con Bruno Cipolini a la cabeza, tome definiciones de cara a las legislativas.