• 16 mayo, 2022

Cautelar suspende concurso para cubrir vacantes de Juez de Cámara por “presuntos vínculos” entre concursantes y Tribunal Examinador

Nov 30, 2021

Una medida cautelar del Juzgado Civil y Comercial N° 6, a cargo de Jorge Mladen Sinkovich, suspendió el trámite de concurso de antecedentes y oposición para cubrir el cargo de jueces de la Cámara Criminal 1° y 3°.

La decisión judicial se da luego de un amparo interpuesto por una de las participantes del concurso y la cautelar de no innovar fue decretada mientras se define la cuestión de fondo. El conflicto se desató por una publicación de Facebook.

En particular, la presentación judicial la hizo Patricia Cristina Passarino, quien se inscribió para participar por el cargo.

La situación conflictiva tiene su origen en septiembre de este año, pero es necesario primero remontarse al 29 de marzo del 2018, fecha en la que se cerró la inscripción para el concurso en cuestión con los siguientes inscriptos: 1. Aleksich, Patricia; 2. Altamiranda, Celia; 3. Baldovino, Yamila. 4. Cáceres Olivera, Jorge; 5. Dansey, Julieta; 6. García Lourdes; 7. Passarino, Patricia; 8. Puppo, Liliana; y 9. Sandoval, Héctor.

A su vez, el Tribunal Examinador quedó conformado por los titulares Wilmer Carrara, María Virgina Ise y Marco Antonio Morelo, mientras que los suplentes designados fueron Godofredo Héctor Pérrz Dudik, Dolly Roxana de los Ángeles Fernández y Sergio Omar Martínez.

Los procesos del concurso avanzaron con normalidad y el 26 de julio se realizó el examen escrito.

Pero el 7 de septiembre de este año, Passarino vio una publicación en Facebook que había sido realizada el dos de ese mes “destacando una situación escandalosa que habría ocurrido dentro del Consejo de la Magistratura de esta provincia en el marco del desarrollo del concurso y que daba cuenta de que miembros del Tribunal examinador tendrían vínculos de amistad laborales y de parentesco con determinados concursantes”, según relata el fallo de Sinkovich.

En esa publicación justamente se referían a supuestos parentescos y amistades entre concursantes y jurados. El fallo lo relata así: “Según indica la publicación referida, la concursante Altamiranda, Celia sería suegra de Marco Antonio Molero -miembro del Tribunal Examinador-; el concursante Cáceres Olivera, Jorge es hermano del Fiscal de Cámara N° 3 -Cáceres Olivera, Sergio- que sería íntimo amigo de Virgina Ise -miembro del Tribunal Examinador-; la concursante Dansey, Julieta -según publicación- sería íntima amiga de Virgina Ise y la concursante Puppo, Liliana -secretaria Letrada de la Cámara Tercera en lo Criminal de la Provincia del Chaco-, donde uno de los Miembros del Tribunal Examinador reviste el carácter de juez, la Dra. Virgina Ise”.

Ante eso, el 8 de septiembre Passarino presentó un escrito de nulidad de los exámenes “respecto de los concursantes involucrados en los presuntos vínculos con los miembros del Tribunal Examinador”. Fue votado en disidencia por el órgano evaluador.

Posteriormente interpuso una impugnación a los dictámenes de Ise y Molero sobre los exámenes orales y escritos de Altamiranda y Cáceres Olivera, y sobre los escritos de Puppo, Sandoval y Baldovino, solicitando la nulidad de los mismos y la exclusión del concurso. El Consejo de la Magistratura desestimó el planteo.

Passarino entonces se presentó en el Juzgado Civil y Comercial N° 6 y pidió la medida cautelar para suspender así el concurso y todas las decisiones que se dictaron.

La concursante consideró que lo resuelto por el Consejo de la Magistratura contra sus planteos era “un acto viciado de incompetencia, ausente de fundamentación y violatorio de derechos constitucionales”.

Con todo esto, el juez Sinkovich señaló que “las circunstancias puntualizadas me llevan a acceder a la medida cautelar pretendida”. Por eso, resolvió decretar la medida cautelar y suspender el trámite del concurso de antecedentes y oposición para cubrir el cargo de jueces de Camára Criminal N° 1 y 3 de Resistencia, y suspender todas las decisiones que en su consecuencia se dictaron.

Ambas cuestiones son hasta que se dice sentencia definitiva en la acción principal, es decir el amparo.