• 30 octubre, 2020

Ciervo Petiso: la impunidad política provocó la renuncia de un policía

Ago 22, 2020

Este viernes, el diputado provincial, Alejandro Aradas, se trasladó hasta la localidad de Ciervo Petiso para interiorizarse sobre la situación de abuso de poder que se vivió en un control policial, donde un agente de Policía quiso cumplir con su trabajo y autoridades municipales del pueblo no lo dejaron.

Se trata del exsargento de Policía, Cristian Acosta, quien renunció a su cargo, tras un episodio que vivió con el intendente de la localidad, Ramón Enrique Alderete, y del presidente del Concejo. “Es una situación grave que nos preocupa a todos los chaqueños, y hay que atenderla y resolverla, ya que el poder político está involucrado en situaciones pocos claras e irregulares”, aseveró Aradas.

Días atrás, en un control policial en el acceso a la localidad, por la ruta 30, Acosta relató que se encontraba verificando la entrada de personas, en el marco de la pandemia por coronavirus. En un momento, una persona de Resistencia con domicilio en dicho pueblo, quiso ingresar al lugar, pero Acosta le manifestó que debía cumplir cuarentena allí.

“El 24 de julio pasado, cumplía mi servicio en el horario de la siesta, donde una persona de Resistencia quería ingresar al lugar con domicilio en Ciervo Petiso. El doctor del pueblo me informó de su llegada y que debía dejarlo entrar. Yo le dije que estaban actuando en forma irresponsable, porque si ingresaba debía hacer la cuarentena como corresponde. El doctor me dijo que yo tenía razón, pero que eso ordenaba el presidente del Concejo”, manifestó el ex agente policial.

Ante ello, el hombre pidió el número del presidente del Concejo a una empleada municipal, lo llamó y le preguntó si él autorizó la entrada de este señor. “Él me dijo que sí y que quién me creía yo, para no dejarlo pasar. Les manifesté que estaba actuando en forma irresponsable y que sí él lo autorizó que se presente al control y que dé la cara para hacerse responsable. Pasaron unos 10 minutos y llegaron al puesto, el intendente, el presidente del Concejo, y el hijo menor del presidente”, relató.

Asimismo, sostuvo que el intendente lo increpó, lo empujó y le dio una trompada, preguntándole quién era él, para que esta persona no ingrese. “Al intendente se lo notaba muy nervioso. El presidente en todo momento me increpaba, me tiraba golpes de puños, me amenazaba, el hijo del presidente del Concejo también, con un chicote intentó lastimarme”, indicó.

Siento una vergüenza enorme por los representantes que tenemos acá. No entiendo cómo un intendente y un presidente del Concejo agreden a un personal policial. Yo estaba uniformado y deberían haberme respetado. En ese momento me amenazaron, me dijeron que me iban a hacer trasladar. Luego de eso, me acerqué a la comisaría e hice una denuncia penal por amenazas, violencia y abuso de autoridad”, contó Acosta.

“Después de eso fui perseguido por la Policía, del jefe sobre todo, porque me mintió. Él me dijo que iba a cumplir mi servicio en la Colonia La Dificultad, pero cumplí solo 15 días y el miércoles salió mi traslado a Sáenz Peña, sin entender el por qué, ya que hice bien mi trabajo. Todo esto llevó a que renuncie a la Fuerza, porque no quiero ser representado por una persona tan oscura y mentirosa. Y si le creen a los políticos corruptos de mi pueblo y no a mí, que hice bien mi trabajo, qué me espera y qué le espera a mis compañeros. Es feo lo que pasa dentro de la Fuerza”, se lamentó.

Por otro lado, consideró que el jefe de la Policía “debe cuidar a su personal y no lo está haciendo”. “Lo hago responsable a él y a las autoridades municipales de mi situación. Yo soy un padre de familia y ellos les están sacando el pan de la boca a mis hijos”, dijo.

Aradas, por su parte, adelantó que desde el bloque de la Unión Cívica Radical pedirán que se esclarezca esta situación y que las autoridades provinciales tomen cartas en el asunto. “Me sorprende y me preocupa que el ministro de Gobierno y el propio gobernador no hayan intervenido en esta localidad, tan cercana a Resistencia”, expresó.

“Vamos a bregar por que se solucione este problema, donde la intervención política perjudicó a un agente que estaba haciendo cumplir las ordenanzas que el presidente del Concejo sancionó y el intendente adhirió por decreto provincial. Es inconcebible lo que sucede en esta localidad y vamos a llegar a las últimas consecuencias”, concluyó el legislador.

Fuente: Data Chaco