• 26 julio, 2021

Comenzó la venta de caña con ruda, la “vacuna” que aleja la envidia y los maleficios

Jul 22, 2021

Con la producción iniciada a principios del mes y stock disponible, el Museo del Hombre Chaqueño “Ertivio Acosta” comenzó la venta de la tradicional caña con ruda, en dos versiones: la tradicional y la dulce. Yamila Romero, guía de la institución, contó a Radio Provincia la historia, tradición y preparación de esta bebida que se ingiere el primer día de agosto, en un ritual que, se cree, espanta los males del invierno. Tres sorbos, en ayunas, es la indicación que muchos duplican o triplican durante el día.

La preparación en varias presentaciones de botellas y tamaños es una iniciativa de la Asociación de Amigos del Museo. “Cada año, desde principios de julio, comenzamos a preparar la caña con ruda. Tenemos dos variedades: la tradicional y la caña dulce”, comentó Romero, quien destacó la buena producción de este año: “La gente ya nos conoce. Tenemos todos los cuidados y protocolos para la elaboración y la venta”.

Yamila Romero, guía del Museo del Hombre Chaqueño “Ertivio Acosta”. (Foto: Daniel Robledo)

La caña tradicional contiene algunas ramitas de ruda, que se frotan entre las manos y se colocan dentro de una botella con caña. En cambio, la dulce tiene una preparación con mayor elaboración: contiene una base de caramelo (quemadillo), aloe vera, cascaritas de naranja y miel. “Luego de su cocción, se filtra, se agrega la caña, se embotella y luego se coloca la ruda”, repasó la guía, indicando que Mirta González es la encargada de la preparación de ese brebaje.

“Quien probó la caña dulce del Museo sabe que tiene su impronta. Nos guardamos algún secretito que hace única a nuestra elaboración”, reveló. “La gente prefiere la dulce, y más cuando hay niños dentro de la familia”, agregó.

Sobre la ruda, comentó que las variedades macho y hembra “tienen las mismas propiedades”. “Nosotros utilizamos las dos rudas. La diferencia es que la ruda macho tiene hojas más grandes porque la planta es más grande, de dos metros. Y la ruda hembra es más pequeña”, indicó.

Herencia guaranítica

“La caña con ruda es parte de nuestra cultura ancestral, heredada de los guaraníes: en un principio era la guaripola con la contrayerba. Hoy se utiliza la caña con ruda, luego de la llegada de los españoles, que introdujeron la ruda a estas regiones con la fama de propiedades mágicas”, recordó Romero. Y amplió: “El alcohol masera la ruda y fermenta sus propiedades medicinales. Es muy conocida también como la vacuna folclórica. Por eso se toma los primeros de agosto, en el comienzo del crudo invierno”.

Esta costumbre, enraizada en el norte argentino, se ha extendido por todo el país. Es una tradición milenaria, que proviene de los pueblos originarios de América que reconocían en la ruda múltiples propiedades medicinales contra parásitos y malestares gastrointestinales, además de su uso para calmar el ardor y la irritación de picaduras de bichos y alimañas.

Como en agosto se producían grandes lluvias, que junto al frío causaban muchas muertes en la población y en el ganado, crearon este remedio natural donde se mezcla la caña con la ruda para superar estos problemas.