• 15 mayo, 2021

Comienza la vacunación antigripal en más de 300 postas

Abr 13, 2021

El Ministerio de Salud Pública del Chaco recuerda a la población que este martes 13 inicia la campaña de vacunación antigripal, en los más de 300 centros vacunatorios de la provincia. El Chaco recibió una partida desde Nación con 90.160 dosis.

Autoridades de la cartera sanitaria provincial señalaron que se deben cumplir con las vacunas contempladas para este año, aún en el contexto de pandemia por coronavirus y a la par del avance del plan provincial de vacunación contra el Covid-19, que se lleva adelante en el país.

Desde el Departamento de Inmunizaciones informaron que la dosis antigripal debe ser colocada recién luego de dos semanas (14 días) de la aplicación de la vacuna contra Covid-19. El mismo lapso de tiempo se debe esperar en caso de haber recibido primero la vacuna antigripal y estar registrado para la dosis anti Covid-19.

La vacuna contra la gripe se encuentra contemplada en el Calendario Nacional de Vacunación y reduce las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por el virus influenza. Todas las vacunas del Calendario Nacional son obligatorias, gratuitas y se aplican en los vacunatorios, centros de salud y hospitales públicos del país. El calendario argentino incluye vacunas para todas las etapas de la vida, situaciones especiales o para grupos específicos.

Dentro de los grupos prioritarios para recibir la vacuna antigripal se encuentran: el personal de salud (una dosis anual), personas de 65 años o más (dosis anual), lactantes (primera dosis entre los entre los 6 y los 24 meses; segunda dosis a las cuatro semanas de la primera dosis y una dosis anual hasta los dos años de vida si certifica las dos dosis anteriores); embarazadas (una dosis en cualquier trimestre de la gestación); puérperas (una dosis hasta 10 días posteriores al parto en caso de no haber recibido en el embarazo); y personas de 2 a 64 años con factores de riesgo (una dosis anual a personas con diagnóstico de obesidad, diabetes, enfermedades respiratorias, enfermedades cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes oncohematológicos, trasplantados o con insuficiencia renal crónica en diálisis, entre otros).