• 20 abril, 2021

Dante Gebel, en sus propias palabras

Abr 3, 2021

Este predicador argentino, que ha ganado popularidad por su estilo desenfadado y bromista, con millones de seguidores en redes y plataformas de internet, es uno de tantos que se jacta de “evangelizar” sin La Biblia.

Pero antes de comenzar algunas consideraciones sobre su extravagante testimonio, dejemos que se presente con sus propias palabras:

  • “Ustedes creen que Dios va a hacer algo en Garden Grove sin preguntarle antes a Dante Gebel? Oh, no, no conocen la relación que yo tengo con Él. Él no hará nada si antes no lo habla conmigo” (Romanos 9:15-28; Jeremías 9:23-24).
  • “Yo quiero ser gobierno. Y si cristo viene quiero que me sorprenda siendo gobierno” (Juan 18:36).
  • “Yo proclamo que esta será la única iglesia de los Estados Unidos cuyos miembros no tendrán deudas para el 31 de diciembre”, alardeó refiriéndose a la ecumenista Christ Cathedral de Los Ángeles, que quebró el año siguiente y fue adquirida por el Vaticano (Jeremías 14:14-15).
  • “Si ud. tiene poquito dinero y no le alcanza para pagar sus deudas, conviértalo en semilla y Dios se lo va a multiplicar” (Mateos 6:19-21).
  • “Por misericordia de Dios he visto tres veces al Señor” (Juan 16:16).
  • “Nadie nació para morir pobre” (Mateo 8:20).
  • en tus chequeras, que la gente te va a respetar y va a creer que Dios está en ti” (1 Timoteo: 6-10).
  • “A ver si hay algún memorioso que recuerde a Yiye Ávila, ungidísimo hombre de Dios, que decía (imitando): ¿sabe una cosa? si usted no ha estado preparado, si no ha estado orando, velando, cuando venga la guerra de Armagedón y de Gog y Magog (gesticula con las manos burlándose)… y se van a enfrentar en Armagedón y usted va a morir calcinado (grita como mujer) y vos pasabas a decir me arrepiento y le decían qué le pasa hermano si usted está convertido, no importa, ibas por las dudas, porque era a través de la culpa…ja, ja, ja”. (2 Tesalonicenses 2:1-2).
  • “Era un estilo de mensaje, del que Cristo ya viene pronto, que esté preparado; me acuerdo que se levantaban las profetas y decían (imitando voz de mujer burlonamente) en breve, en breve vengo a buscar a mi pueblo; ay, ese breve se te metía por los huesos” (Apocalipsis 22:20).
  • “Provengo de una generación castrada, sin dignidad, que nos decían no estudies no te prepares que ya nos vamos con el Señor en cualquier momento Todavía no nos fuimos” (Apocalipsis 22:20).
  • “¿Cómo llegamos hasta acá? Mucho ayudó una teología irresponsable que era (cantando en tono de burla) me voy con Él, ya no me quedo ¿se acuerda? ja, ja, ja…!” (Apocalipsis 22:20).
  • “Y estaba llorando una noche y dije Señor, estoy harto de pertenecer a una generación castrada, que espera que Cristo la rescate en un ovni volador” (otra vez Apocalipsis 22:20).
  • “Cuando escucho ya nos vamos, ya nos vamos, me hacen acordar a la película Titanic y vi a las ratas de primera clase subiéndose a los botes y a los niños ahogándose porque estaban en la clase turista. Digo no puede ser que se quieran ir como ratas” (Apocalipsis 22:20 de nuevo y 2 Timoteo 4:8).
  • “La prostituta y la Gracia de Dios se parecen mucho: A ambas no le importa con quién se meten… Dios hace un pacto con una ramera porque tiene similitud con la Gracia de Dios” (Mateo 12:31-32).
  • “La Biblia dice que en el huerto del Edén el colocó al hombre, lo duerme, hace la mujer, menos mal que lo durmió o si no el hombre hubiese opinado dónde ponerle más y dónde ponerle menos, ponle un poco más por aquí, si total sobra tierra. Ponle un poco más por atrás…” (Gálatas 6:7).
  • “Las bendiciones te pegan en el trasero. Si a alguien le duele el trasero, reciba esta palabra” (2 Timoteo 2:16).
    “Me llegan publicaciones de iglesias que tienen 30 o 40 años y no tienen más de 40 miembros o de cruzadas que juntaron 80 personas…je, je, je..! (Efesios 4:29).
  • En el púlpito de Christ Cathedral, un enviado del Vaticano le consultó su opinión sobre la asunción del papa argentino y respondió: “Sé que hay algo de Dios en todo esto… sé que hay una lectura espiritual”. Cuando el emisario católico afirmó “somos todos hermanos”, Gebel respondió “sí, sí” (Romanos 4:17).
  • “Cuando me dicen que yo soy evangélico digo que no, yo nunca me sentí evangélico, jamás. Yo me siento un cristiano. Y cuando uno me dice yo soy católico, le digo entonces que los dos somos cristianos, me encanta. Y me dice pero tú no crees en la virgen y le digo pero cómo no, si el Señor no nació de un ovni” (Gálatas 6:8).
  • “Y un productor católico me decía “pero ustedes no creen en la virgen”, ¿cómo no, nació de un repollo Jesús, creemos en la virgen, cómo no vamos a creer en la virgen? Y uds. no le dan bolilla a los santos, ¿cómo no les vamos a dar bolilla? yo tengo re onda con los santos, algunos como el gauchito Gil, te da ganas de darle algo en vez de pedirles. ¿Y por qué no le rezan? ¿Qué sé yo? si vos vas a la clínica y tenés al doctor ahí y a la enfermera al lado, ¿a quién le preguntas? Por eso le oramos a Dios nosotros, porque hasta que le decís al monaguillo, que le diga al cura, que le diga al cardenal, al papa y a la virgen, a los santos y la burocracia te morís acá abajo, entonces es preferible ir directo al padre” (2 Timoteo 4:3).
  • “No hay problemas con los católicos. Ellos le rezan a Dios como nosotros, solo que a través de la virgen, los santos y los ángeles. Nosotros somos más prácticos y vamos directo a través de Jesucristo” (1 Timoteo 6:3-5).
  • “¿Qué pensarían ustedes si su pastor sirve la santa cena con papas fritas y Coca Cola? Técnicamente no hay un pecado ahí; pero ningún pastor serio haría eso para no herir sensibilidades. Donde dice que la santa cena deba ser con pan y jugo de uva. ¿Dónde dice eso? pero debería decirlo…” (Marcos 14:22-24; Mateo 26:26-28; Lucas 22:13-20).

Al contrario de los informes anteriores sobre Jesús Adrián Romero y Marcos Witt (otros desertores del Evangelio), no hemos resistido la tentación de agregar versículos bíblicos junto a los graves errores y herejías de DG, que ha creído que los púlpitos sagrados de las asambleas no son más que extensiones de los escenarios de los cuales proviene y a los que no renuncia.

Un pie en el mundo y otro en el Evangelio

Efectivamente, Gebel ha mantenido en toda su trayectoria como “evangelista” sus lucrativos negocios mundanos de programas de chistes y entrevistas. Con la misma boca que transmite la sagrada Palabra, se burla de la realidad y hace chistes y comentarios de doble sentido sobre los pecados del mundo del espectáculo, los negocios y la política (Santiago 3:11). Dicho de otro modo, ha mantenido un pie en el Reino y otro en el mundo, sacando provecho material de ambos.

De su propia boca, se puede ver claramente cómo ataca la venida de Jesucristo en varias oportunidades, mofándose de Yiye Ávila, a quien critica su posición doctrinal sobre la segunda venida. Según su opinión, los que invocan el regreso de su Redentor no son otra cosa que un montón de “ratas de primera clase”, desleales a la Gran Comisión.

Gebel presume, en cuanta oportunidad se le presenta, las “unciones para pastorear mega-iglesias” recibidas de Benny Hinn; Cash Luna y Alberto Motessi (en este caso, mediante la famosa espada masónica), con los que intercambia mutuas adulaciones. Coincidentemente, todos ellos son predicadores de la prosperidad, multimillonarios, dominionistas y ecuménicos. Parece que en “las tres veces que vio a Jesucristo” olvidó pedirle una unción más fiable.

Ha reconocido públicamente que tiene por costumbre publicar mentiras en internet, tales como que le donaron una Ferrari, un jet o un yate, con los que se saca fotos (como la que ilustra este artículo) solo para despertar masivos comentarios de repudio de los que luego se burla. Dice que esta trampa retorcida y morbosa -incluso para un inconverso- es para “revelar los corazones de los fariseos”. Algo (1 Corintios 10:32; Mateo 18:6-7; Marcos 9:42).

Una familia peculiar

Pero estas peculiaridades no son ajenas a los demás Gebel, familia “cristiana” de segunda generación. Su hermano, Diego, regenteaba un cabaret para gays, prostitutas y travestis en Buenos Aires, al que llamaba “mi templo sagrado”, donde -según la prensa- montaba “sketchs de humor no refinado y música de moda”, para “llevar la palabra y no juzgar a nadie”, siempre junto a su esposa vestida con minifaldas y escote. Su hija Silvana, “predicando” frente al variopinto público homosexual, decía: “Dios las ama, mucho más que a mí. Dios las guarda, Dios las cuida. No dejen que nadie las discrimine, porque ustedes son muy amadas y son tan hijas de Dios como yo. No queremos llevarlas a la iglesia. Queremos que sigan con lo que han elegido. Pero que sepan que Dios está con ustedes. Lo mejor para todas las chicas”.

La pandemia como escuela espiritual

En plena pandemia, Dante Gebel y River Church, en camiones, con remeras, cascos y bolsos, todos con carteles de esa iglesia y rodeados de cámaras, salieron a repartir bolsones de comida.

Queríamos preguntar qué pasó con Mateo 6:3, pero Gebel se nos adelantó con un extenso video diciendo: “El Señor me ha enviado revelación mediante su ángel para decirme: Dante, dadle vosotros de comer con hizo Jesucristo. Está claro que la multiplicación no comienza hasta que empezamos a dar”.

Después aclaró que “las congregaciones subsisten con las donaciones” e hizo de vocero oficioso de otras iglesias “que están pensando en cerrar”.

“Nosotros, lo poco que tenemos lo vamos a convertir en semilla, porque después que todos comieron recogieron 12 cestas llenas. Si River Church, después de esta crisis, quiere ser una iglesia que crece en multitud, en recursos, en finanzas, en proyectos misioneros, el Señor me dijo tienes que convertir lo que tienes en semilla. Yo quiero recoger doce cestas llenas, lo digo de frente, quiero que cuando esto pase estar al frente de una congregación multitudinaria, mucho más fuerte financieramente de lo que es. Por supuesto que, mientras, seguimos necesitando que envíes tus ofrendas. Estamos preocupados por saber cuál es nuestro lugar profético en esta crisis”.

¿Eso es la iglesia para Dante Gebel: Una institución que subsiste con donaciones? ¿El Cuerpo de Cristo mutó de organismo espiritual a empresa? ¿Un lugar con alquileres, costos de mantenimiento, sueldos, impuestos, créditos, cuotas, deudas que necesita recaudar o deja de funcionar y desaparece? ¿Esa es la Gran Comisión del creyente, mantener edificios y plantillas de empleados? ¿Esa es la “visión” de las megaiglesias: una empresa donde los libros contables deciden más que el Libro de Dios; donde el Espíritu se mueve solo si cierran los números y los números cierran solo si reunimos multitudes de aportantes? ¿A esto hemos llegado? Por lo menos, Gebel es sincero en lo obvio: No es el Espíritu Santo el que sostiene su iglesia.

A propósito: ¿Qué pasó con las “unciones” para pastorear megaiglesias que Gebel recibió de los apóstoles y profetas de la prosperidad, de las que tanto se jacta? ¿No incluían la provisión presupuestaria?

Si la iglesia, el Cuerpo cuya cabeza es Jesucristo, ya no subsiste por la Gracia, la Providencia y la Misericordia de Dios y depende de su recaudación para cumplir con la Gran Comisión, ¿quién predicará el Evangelio a toda criatura, como mandó el Divino Maestro? ¿Cómo pudieron sus 72 enviados completar el mismo mandato solo con lo que llevaban puesto, sin bolsa, ni alforja ni sandalias y comiendo y bebiendo solo lo que les pudieran adelante? (Lucas 10:1-12) ¿Cómo hicieron para regresar con gozo y la misión cumplida? Todos ellos.

¿Qué es eso de “se están cerrando iglesias? ¿La iglesia de Cristo es un edificio, un lugar, un domicilio catastral, o es la suma de los templos del Espíritu unidos en comunión? Los edificios se cierran, no las personas, máxime cuando esas personas son portadoras del sagrado Espíritu Santo y una también sagrada comisión evangelizadora. Lo contrario significa admitir que la falta de un edificio o los problemas presupuestarios detienen el Reino de Dios..! ¿Estas son las iglesias que van a derramar sangre por el Evangelio? (Lucas 6:22).

¿Las puertas del Hades no prevalecerán contra la iglesia de Cristo (Mateo 16:18), pero sí podrá prevalecer un presupuesto?

¿Esa es la visión espiritual de Dante Gebel sobre lo que es una iglesia: una empresa con inversiones, créditos, hipotecas, deudas, nóminas salariales, seguros, boletas de agua y luz, gastos de mantenimiento, que deja de funcionar cuando se acaba la plata? ¿En qué parte de la historia del Evangelio de Cristo pasamos a parecernos tanto a cualquier empresa o institución del decadente mundo de los negocios? ¿En qué parte terminamos jugando con las mismas reglas que los que ofrecen productos y servicios? ¿La visión del Reino, la perspectiva de su gloriosa eternidad, empieza a fallar cuando no podemos pagar la señal de cable, la cuota de la pantalla gigante o la luz?

En cuanto a la “siembra” de River Church, ¿otra vez la doctrina del cultivo material para obtener retribución material? ¿cuándo predicaremos la siembra espiritual para la acumulación de tesoros en el Cielo? ¿No pueden predicar otra cosa que transacciones comerciales con Dios, el toma y daca, el hoy por ti y mañana por mí? ¿Qué es Dios, un ser espiritual que distribuye soberanamente su Gracia o un ente financiero que devuelve dividendos si le confiamos nuestro dinero? ¿Y la fe en la provisión de Dios? ¿Y el contentamiento?

¿No habrá llegado la hora a esas congregaciones de dejar de elogiar la austeridad casi penitente de Juan el Bautista y empezar a imitarlo?

Jesús no alimentó a miles para recuperar 12 canastas. Los alimentó por Gracia, aun sabiendo que la mayoría levantaría la mano por Barrabás. No buscaba ganancia ni buscó lo suyo, lo hizo por amor genuino, poniendo la situación del prójimo antes delante de la retribución.

¿Dante Gebel quiere que el regreso de Jesucristo lo encuentre siendo gobierno? ¿Cómo podría ser eso posible si ya quebró la Christ Cathedral y ahora está a punto de cerrar River Church? Dicho de su propia boca: no puede ni con las leyes de concursos y quiebras y pretende manejar las del Reino.

¿Este es modelo de iglesia que le hace frente al misterio de la iniquidad y resistirá las tribulaciones con su amor, paciencia y fe intactos? ¿Esta es la iglesia que seguirá de pie cuando recrudezca la persecución? ¿Esta iglesia llorona y claudicante es la que va a contender por el sagrado Evangelio y el sagrado nombre de Cristo? ¿Este modelo de iglesia, cuyo líder reniega de la venida del rey de reyes y mendiga plata para seguir funcionando, que solo sueña con multitudes y fortaleza financiera? ¿Esta iglesia que no encuentra “su lugar profético en esta crisis”, porque no lee ni parece conocer las instrucciones y reproches de Jesucristo a las siete asambleas en el Libro de las Revelaciones? ¿Será que este burlador serial revisa a la Luz de las escrituras los contenidos de sus mensajes antes de emitirlos? ¿Será un ángel del Señor el que lo instruyó en los pasos que está dando?

Esperamos que nuestras muchas preguntas, dudas y refutaciones acerca del ministerio de extraordinario alcance e impacto de Dante Gebel, siembren más reflexión y examen bíblico que rechazos sensibleros.

Quien proclama públicamente sus errores, otorga el derecho de examinarlos también públicamente.

Tampoco el hecho de que se rechace el discernimiento de los que usamos La Biblia como guía antes de abrir la boca, podrá cambiar la evidencia de los errores señalados ni la persistencia de los mismos, acumulando obras que, de ninguna manera, puede provenir del Espíritu de Verdad.

El Señor nos dé a todos amor fraterno, mansedumbre, más abundancia del culto racional y la renovación del entendimiento al que somos llamados en Romanos 12:1-2.

C.C.