• 25 noviembre, 2020

El 10 de diciembre restituirán restos óseos de dos fusilados en la Masacre de Margarita Belén

Nov 20, 2020

El acto tiene un sentido de reparación para los familiares de Manuel Parodi Ocampo y Arturo Franzen, ya que sus cadáveres fueron cambiados por el Ejército en el año 1976 al momento de ser entregados. El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) ya logro la identificación y la restitución de los cuerpos de ocho desaparecidos de la provincia del Chaco.

En noviembre del año pasado el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), luego de realizar una serie de análisis genéticos de los restos óseos exhumados en las tumbas de dos de los fusilados de la Masacre de Margarita Belén, los misioneros Manuel Parodi Ocampo y Arturo Franzen, constató que los cadáveres entregados a las familias en 1976, en cajones cerrados y con la prohibición que fueran abiertos, fueron intercambiados por el Ejército Argentino al momento de ser retirados por sus familiares en el Cementerio San Francisco Solano.

Las familias de Parodi Ocampo y Franzen ante la incertidumbre de las identidades brindaron sus testimonios ante la Fiscalía Federal de Resistencia y con la intervención de la la Unidad de Búsqueda de la Secretaría de DD HH del Chaco, quienes finalmente formalizaron un pedido ante la Jueza Federal Zunilda Niremperger, que ordenó el análisis por parte del EAAF.

Los cadáveres fueron exhumados en septiembre del año 2017 en la localidad de Posadas para realizar un análisis genético mediante el cruzamiento de datos de muestras de sangre de las respectivas familias. El resultado vino a confirmar finalmente que los cuerpos de Parodi Ocampo y Franzen habían sido intercambiados.

Por lo que se pudo reconstruir que Parodi Ocampo, con el nombre de Franzen, fue inhumado en el Cementerio Municipal La Piedad, y este fue enterrado, con el nombre de aquel en el cementerio Parque Tierra de la Paz, ambos de la localidad de Posadas.

Finalmente, este jueves 19 el juez federal de Posadas, José Luis Casals, quien actúa por exhorto de la jueza federal de Resistencia, Zunilda Niremperger, ordenó que el próximo 10 de diciembre, a las 10, se realice la exhumación e inhumación de ambos cuerpos, lo que tiene un sentido de profunda reparación para los familiares y que comenzara en primer lugar en el “Cementerio Municipal La Piedad” para luego continuar en el “Cementerio Parque Tierra de Paz”.

Asimismo, el magistrado dispuso teniendo en cuenta la declaración de emergencia sanitaria (COVID -19), que los familiares, allegados deberán concurrir respetando los protocolos y el distanciamiento social preventivo y obligatorio (DI.S.P.O).

Los logros del EAAF en el Chaco

Siguiendo la base de datos del Registro Único de la Verdad, a la fecha se contabilizan 8 de participación del Equipo de Antropología Forense con un resultado positivo en la identificación de asesinados o desaparecidos en la provincia del Chaco. En el año 2007 el EAAF corroboró la identidad de Emma Cabral por medio de las huellas dactilares que habían sido asentadas en los registros “oficiales” en los cuales aparecía como NN.

El 13 de abril del año 2009 el Tribunal Oral Federal de Resistencia restituyó la identidad a uno de los restos exhumados como NN en el Cementerio de Resistencia en el año 2007: se trata de Alcides Bosch, identificado mediante la verificación de las huellas dactilares y ADN.

El 27 de agosto de 2010 el Tribunal Oral Federal de Resistencia restituyó los restos de Luis Díaz, identificado por ADN, a su hijo Martín y a su compañera Norma Cajal. El 12 de noviembre de 2014 el EAAF informó que la identificación de los restos exhumados como NN el 28 de junio de 2006 en el cementerio de Empedrado de la provincia de Corrientes correspondían a Julio Andrés “Bocha” Pereira.

En febrero de 2018 fue confirmada la identidad de los restos pertenecientes a Carlos Zamudio , quien fuera asesinado también en la Masacre de Margarita Belén. El 6 de septiembre de 2018 , se identificó otro cuerpo que estaba enterrado en una tumba NN en el Cementerio de Empedrado Corrientes, Carlos Tereszecuk y sus restos fueron entregado a su familia a mediados de ese mes.

Finalmente en el mes de noviembre de 2019 se comprobó a través de estudios genéticos la identificación de Manuel Parodi Ocampo y Arturo Franzen y comprobar así que se encontraban cruzados en sus sepulturas .

El equipo de Antropología Forense además trabajó en el Chaco en diversas exhumaciones de restos de víctimas que estaban identificadas pero cuyas circunstancias y causa de muerte debían ser determinadas, relevando heridas de armas de fuego en huesos, fracturas y otras lesiones, así como búsqueda de proyectiles en el cuerpo. Estos análisis se realizaron en 2007 en varios de los cadáveres de víctimas de la Masacre de Margarita Belén, en 2014 analizaron los restos de Pablo Martinelli y en 2015 intervinieron en los casos de los dirigentes de Ligas Agrarias Carlos Piccoli y Eduardo “Ñaro” Gomez Estigarribia. En cada una de sus intervenciones el aporte científico del EAAF fue clave en la reconstrucción de la mecánica de los homicidios.

Parodi Ocampo y Franzen

Manuel Parodi Ocampo nació el 16 de abril de 1952 en San Pedro del Paraná, Paraguay y al poco tiempo su familia se instaló en Misiones. El 21 de noviembre se casó con María José Presa Kelly, quién también fue secuestrada y pasó por la Brigada de Investigaciones, razón por la cual brindó testimonio en los procesos judiciales a genocidas (Caballero y Masacre de Margarita Belén).La pareja se mudó Resistencia a fines del 75, en una casa en la avenida Italia Nº 1025. Manuel militó en la Juventud Peronista. Muchos lo recuerdan por su capacidad para hablar y discutir en las asambleas estudiantiles: “Era un orador de primera, estudiaba antes de ir a una asamblea”. Formó parte de la organización Montoneros. Fue asesinado en Margarita Belén a los 24 años.

Luís Arturo Franzen nació en Posadas el 10 de enero de 1952, hermano mayor de una familia católica de siete hijos. Fue delegado de los trabajadores de Correo en el Sindicato y militante de la Juventud Peronista. En 1974, participó en la organización del primer Sindicato de Empleadas Domésticas. Fue presidente de la Comisión Pro Recuperación de Tierras, representando a 200 familias que reclamaban la propiedad de sus chacras. Estuvo detenido en la Brigada de Investigaciones de la Policía de Chaco, e integró el grupo de presos políticos que fue llevado desde la U7 a la Alcaidía el 12 de diciembre para luego ser asesinado en Margarita Belén a la edad de 24 años.