• 2 diciembre, 2022

SoloChaco

Portal de noticias de la Provincia del Chaco

El río recupera caudal, pero siguen los problemas de operatividad

Jun 6, 2022

Según el INA, en Barranqueras el nivel continuará arriba de los 2,8 metros. Sin embargo, el tránsito de barcazas enfrenta múltiples complicaciones además del dragado.

La histórica bajante del río Paraná que comenzó hace más de dos años empezó a dar señales de alivio en los últimos meses, con repuntes momentáneos del caudal como se registra por estas horas en Barranqueras, pero la operatividad de la vía navegable arrastra problemas estructurales que generan más dudas que certezas para el corto y mediano plazo.

PROBLEMAS DE LARGA DATA

Por sus características particulares, el riacho Barranqueras requiere un importante trabajo de dragado y, fundamentalmente, mantener las condiciones para que puedan transitar las barcazas.

La bajante más pronunciada de los últimos 50 años generó, entre otras cuestiones, el cierre de la planta de la Shell que funcionó en Puerto Vilelas por varias décadas; un hecho que expuso la gravedad de la situación, además de los inconvenientes que implica para la provisión de combustible para la zona.

Además, NORTE pudo saber, por ejemplo, que el transporte fluvial de granos encuentra dificultades para concretar operativos porque no hay barcazas ni empujes disponibles en esta región (UABL tiene toda su flota comprometida en otras regiones) y además no hay stock disponible de granos, ya que se eligieron -ante la falta de agua- otros esquemas logísticos para llevar las cargas al Gran Rosario.

Algunas compañías estarían en tratativas para programar el traslado de maíz, cuya cosecha está en marcha, pero tampoco hay certezas de que el nivel del agua se mantenga en el tiempo.

‘Son consecuencias de abandonar el riacho por años‘, explicaron los operadores consultados que, además, indicaron que por el cierre de Shell, es posible que suba mucho el costo de la única empresa que hace control de derrames, que, por otra parte, es obligatorio para los puertos tener por normativa de Prefectura Naval Argentina.

RÍO ARRIBA

Según el Instituto Nacional de Agua (INA) la altura del río en Barranqueras era, ayer domingo, de 3,36 metros y las previsiones para los próximos son a la baja pero en niveles que permitirían la operatividad de la vía navegable.

Incluso, para hoy está previsto el último repunte del caudal, que se ubicaría en los 3,60 metros; antes de comenzar a disminuir para ubicarse en los 2,89 metros para mediados de este mes.

Desde el organismo indicaron que ‘se registra un cambio significativo en el escenario de las próximas semanas con valores próximos a aguas medias‘, aunque aclararon que ‘si bien las condiciones son en general mejores que las observadas en 2020 y 2021, la perspectiva climática aún no permite establecer un límite temporal del escenario de aguas bajas predominantes iniciado en marzo de 2020‘.

En recientes declaraciones, el titular del INA, Juan Carlos Bertoni, explicó que ‘la bajante no terminó’, pero advirtió que cuando se produzca el retorno a caudales previos a la bajante histórica, podrían darse ‘niveles superiores‘ a los normales.

Fuente: NORTE