• 13 mayo, 2021

Gas en garrafas: Prevén fuerte aumento para fin de mes

Mar 13, 2021

Acorraladas por la inflación, las fraccionadoras de gas prevén un aumento de la garrafa para fin de mes.

Hace 2 años que no actualizan los precios y se ven afectados por las subas del combustible. Queda una sola planta 100% chaqueña en pie.

En el marco de una fuerte crisis que golpea al sector, las plantas fraccionadoras y distribuidoras de gas envasado analizan un aumento del precio de la garrafa que parte del 15%, debido a que los constantes aumentos del combustible más la inflación ha generado un déficit en las empresas que les impide seguir operando.

La situación se replica en todo el país. A principios de mes, la Cámara de Empresas Argentinas Fraccionadoras de Gas Licuado informó al presidente Alberto Fernández sobre la situación crítica del sector, que opera bajo un déficit insostenible que complica a la actividad de las pequeñas empresas en las provincias.

En el Chaco, Aníbal Pardo, gerente de Gas Argentino SRL, dijo que pese a no haber confirmaciones, se está hablando de un aumento para fin de mes, a razón de que hace 2 años que no se actualiza el precio del gas y de los 12 aumentos de combustibles que hubo este año.

En este sentido, para el empresario el gas debería estar valiendo unos 1500 pesos al día de hoy, teniendo en cuenta la inflación y los aumentos que indefectiblemente impactan en el costo final. Sobre el aumento, Pardo indicó que “no va a ser gran cosa, la inflación va mucho más rápido”, y agregó que está prevista una cifra no menor al 15 por ciento. Teniendo en cuenta que el precio actual, la garrafa familiar de 10 kilos pasaría a costar unos $580 en bocas de expendio y hasta $690 con envío a domicilio. Hoy, quedan 14 empresas de gas en el mercado, y la planta de Pardo, además de ser la única 100% chaqueña aún en pie, es también la única pymes de este rubro del país.

«LOS GOBIERNOS ESTÁN MATANDO LAS EMPRESAS DE GAS”

Pardo acusó fuertemente a los sucesivos gobiernos de ser responsables de esta situación por las medidas adoptadas en torno a este servicio. “Hacen políticas de no aumentar el gas para que la gente compre barato y así mostrar una campaña partidaria, y para esto usan a las empresas fraccionadoras de gas”, aseveró el empresario, y para reflejarlo señaló que de 280 empresas que existían en el mercado ahora solo quedan 14, “de las cuales en Chaco solo quedamos dos plantas, la mía y la de Amarilla (Gas). Dentro de poco esto va a ser un monopolio de dos o tres empresas”, criticó.

Un ejemplo de esto es el caso de Total Gas, quebrada y vendida a dos empresas, una de ellas Híper Gas, la más grande del país. “Hasta Shell compró Híper Gas, para que tengan una idea de la magnitud de lo que está pasando”, apuntó.

Al respecto, apuntó contra medidas gubernamentales como el Programa Hogar y Precios Máximos, que intentan retener la suba de este elemento por ser esencial para las familias “pero el costo es trasladado a nosotros, las plantas fraccionadoras, que manejamos el mismo precio desde el 2019 y que nos estamos fundiendo al igual que una cantidad de empresas en el país”.

Para explicar la grave situación, Pardo contó que se redujo la venta a la mitad respecto a hace 4 años, y se mostró preocupado por no poder competir a este ritmo con empresas poderosas. “Estamos tocando fondo hace rato. Somos una micropyme, tenía 56 empleados y ahora tengo 26 y somos la única empresa de gas netamente chaqueña con vida”, lamentó el gerente de la planta fraccionadora nacida y criada en Puerto Tirol.

“Acá en el Chaco éramos 12 plantas, hoy quedamos solo 2. En Corrientes quedó únicamente Híper Gas, es lamentable ver que se fundan tantas empresas. Yo no me resigno a tener que cerrar, porque debería haberlo hecho hace rato”, culminó Pardo.

FUENTE Y FOTOS: Norte