• 5 diciembre, 2021

Hambre en Resistencia: Comedor comunitario pide perdón por no poder dar de comer

May 14, 2021

Mercadería que debería destinarse a los sectores más carenciados, en el marco de una enorme crisis sanitaria, económica y social, terminaron a la venta en comercios, un caso escandaloso que investiga la justicia y al que se le suma la posible existencia de merenderos y comedores «fantasmas», según denuncian desde el Centro Comunitario del barrio Juan Bautista Alberdi.

En la mañana de este jueves, los responsables del Centro lamentaron tener que informar que ya no contaban con mercadería para preparar las habituales viandas con las que asisten a más de 80 personas, entre niños y adultos, todos los días. Y no ocultaron su malestar con el Ministerio de Desarrollo Social que les habría prometido una asistencia que nunca llegó.

La señora Sixta Catalina Díaz, encargada del centro, le contó a SoloChaco que este comedor lo mantienen con donaciones, las que ya no son suficientes y llevaron a no poder asistir a quienes diariamente concurren en busca de un plato de comida, en la zona más pobre del país según datos oficiales.

En el mes de marzo presentaron nota al Sr. Juan Diego Luna, Subsecretario de Economía y Políticas Sociales del Chaco, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social que conduce María Pía Chiacchio Cavana, funcionaria duramente cuestionada por movimientos sociales que pidieron, sin éxito, su renuncia. En la misiva explicaban su situación, adelantándose al triste momento actual, donde solicitaban 85 módulos alimentarios, sin respuesta hasta la fecha.

«Nos vinieron a prometer de Desarrollo Social pero no nos traen ni un azúcar para los chicos«, dijo Doña Sixta visiblemente molesta y explicó que «vendíamos pastelitos para conseguir fondos, todo a pulmón, pero hoy tocamos fondo, no tenemos nada para darle a los chicos, es un día triste para nosotros«.

«Me indigna que nos manoseen, no a nosotros sino a la gente que no tienen ni para comer, vienen y nos preguntan ‘qué hay hoy?’ y hoy no hay nada«, confesó la encargada y recordó que «acá nos visitó la ministra y nos prometió que nos iba a hacer bajar mercadería, ya hace un mes, y hasta ahora nada«.

«La gente recorre, vienen de otros barrios porque hay merenderos fantasma que hacen una vez a la semana, una vez al mes; son fundaciones a las que le bajan mercadería las camionetas de Desarrollo«, lamentó y agregó: «Enfrente nuestro, tres o cuatro camionetas bajan y a nosotros que trabajamos limpiamente no nos dan«.