• 1 octubre, 2022

SoloChaco

Portal de noticias de la Provincia del Chaco

La vacunación de quienes superaron el Covid refuerza la inmunidad

Jun 14, 2021

A medida que avanza la vacunación contra el Covid, también lo hacen las investigaciones sobre los resultados de la misma. Atento a esto, el epidemiólogo cordobés, asesor presidencial, Hugo Pizzi, en comunicación con Radio Facundo Quiroga, anticipó algunos aspectos de los estudios que se realizan en el país y en el mundo.

Entre ellos explicó que las personas que transitaron la enfermedad, al vacunarse, prolongan los efectos de la inmunidad, aunque se continúa analizando por cuánto tiempo. Asimismo, también reconoció que aún se encuentra en estudio los casos de pacientes vacunados fallecidos, y sin comorbilidades, aunque señaló que es un mínimo porcentaje. El especialista destacó la necesidad de mantener las medidas preventivas como la principal herramienta para combatir el virus y aseguró que la extensión de la pandemia, debido a las diferentes mutaciones del virus de Covid, son producto del incumplimiento de las mismas.

«Es notorio, porque hicimos un trabajo que lo ha tomado el mundo, Rusia, Inglaterra y Estados Unidos están haciendo una línea muy parecida», comenzó señalando y describió: «La persona que fue afectada por la enfermedad recibió en su organismo millones y millones de virus que quisieron destruirlo, en algunos casos el virus lo logra, mata al paciente o el paciente a lo mejor supera la enfermedad», recordó y de forma coloquial expuso: «Cuando el paciente supera la enfermedad le quedan unos recuerdos, unas memorias de quien lo atacó, esos son los famosos soldados que tenemos adentro, que serían los linfocitos, hacen como una biblioteca de quienes entraron al organismo cuando era niño, si entró el virus del sarampión, ya sea como virus o como vacuna, el de la varicela, entonces tiene una biblioteca para poder reconocerlo en el tiempo», ilustró. «La ventaja de estas células es que son longevas, duran 30 o 40 años, por lo tanto, si son células que tienen tanta vida, la memoria las cuida», precisó. «Esa persona que superó la enfermedad, si se vacuna, y eso lo descubrimos con el trabajo, explotan los anticuerpos, es como cuando le pongo la vacuna salen de nuevo todos los soldados que patrullaban y dicen esto ya lo conocemos, está en la biblioteca, tiene tal y tal característica, entonces con la vacuna los anticuerpos subieron de una manera desmesurada», aportó. «Y eso con la memoria le da en el tiempo una prolongación de la inmunidad, en el tiempo prolonga la protección», aseguró y contrapuso: «No es como se dijo al principio, que a los tres meses se pierde, acá se prolonga la inmunidad, y a viene el gran interrogante, que es lo que se está estudiando. ¿Será por muchos años, por pocos, va a ser por mucho tiempo o por poco?», cuestionó.

Asimismo, explicó en declaraciones previas que realizó a otros medios: «Infiero, digo que potencialmente la inmunidad va a durar muchísimo», anticipó. «Lo que sí aseguro es que el que padeció la enfermedad, y está vacunado, está en mejores condiciones que el que solamente fue vacunado e inclusive en el tiempo prolonga su inmunidad y eso se está estudiando hoy, o sea que no sea nada raro que tengamos una conversación de acá a tres meses y pueda confirmar que teníamos razón», vaticinó. «Porque todo está en la misma dirección, dicen que el recuerdo, la memoria queda, entonces te podés defender, cuando sos memorioso y acordás que alguien te atacó, ya sea con la cara, la estatura, el aspecto, el color de piel y demás, entonces lo podés identificar», ejemplificó.

VACUNADOS FALLECIDOS

Por otro lado, al considerar los casos de personas vacunadas que fallecieron, el especialista reiteró: «Se está estudiado», y dimensionó: «Este estudio se hizo sobre vacunados en la Argentina, 7.800.000, hoy prácticamente duplicamos ese techo, pero fue hecho en esa época, sobre ese número, murieron con una dosis 0,04%, con las dos dosis puestas murieron 0,003%».

Seguidamente afirmó: «Esto significa que, si le digo estadísticamente, en números fríos es una insignificancia, pero no son un número frío, y soy un médico que juró proteger y sanar, entonces sé que cada uno de estos muertos en su núcleo familiar hicieron un desastre emocional, entonces hay que tener en cuenta estos detalles», resaltó.

También indicó que entre estos casos de fallecidos «los que conozco, por ejemplo, un colega, era excedido de peso, diabético, y tenía gravísimos problemas de corazón. El otro caso que conozco es una docente excedida de peso, diabética y en general no eran pequeños, tenían unos cuantos años», ejemplificó.

No obstante, sostuvo que «quienes no padecen comorbilidades, se está estudiando, y el problema es que no se hacen autopsias». Aunque realizó la salvedad: «En Alemania está el Colegio de Patólogos Forenses, están haciendo autopsias por todos lados, pero es cierto. Hay organismos que reaccionan diferente, pero no sabemos con exactitud qué pasaba dentro de ese organismo minuciosamente». Por lo que reconoció que las investigaciones aún no tienen todas las respuestas: «También conozco gente que ha muerto y que aparentemente no tenía ningún tipo de problema, pero no lo sé, no se puede responder eso en este momento. Lo único que puedo decir es que las vacunas nunca lo van a proteger el ciento por ciento. Por eso la prueba evidente es que le dicen: ‘Usted está vacunado, tiene tanta cantidad de anticuerpos, si es que las tiene, pero tiene que seguir cuidándose’», destacó.

Ante lo cual, Pizzi aseguró que «las medidas preventivas es lo que más nos está faltando en este momento». Y al considerar que se estima que el 35% de la población no acompaña las medidas de protección, aseveró: «Soy un convencido y lo digo conferencia tras conferencia, si ese grupo nos hubiese ayudado, hoy la situación sería diferente, menos mutaciones hubiesen existido, y en una situación sumamente más favorable estaríamos en todo el país».

Y si bien reconoció que «todo depende de la cantidad de vacunas que obtengamos, adaptadas a neutralizar los nuevos desafíos», reiteró las complicaciones de quienes no se apegan a las medidas de cuidado. Y a modo de ejemplo comentó que «al investigador principal Axel Thomas, personaje de la ciencia argentina, un hombre que es correcto, educado, le dijo a un joven que por favor use barbijo y este se dio vuelta y lo escupió, entonces a estos casos que veo en la calle cuando salgo con los voluntarios, o que suben a un ascensor sin barbijo, yo pienso este me va a tener ocho meses más confinado. Y la verdad que hay que ser estricto con esta gente porque si no nos van a llevar puestos», entendió.

fuente: La Voz del Chaco