• 19 octubre, 2021

Por qué se perdió las PASO

Sep 27, 2021

por Nallip Salomon – El Gobernador le pidió a sus funcionarios que le redacten un informe que identifique las causas por las que perdió las elecciones PASO.

Pedir a sus funcionarios que hagan un informe de esa naturaleza es como ir a comprar caramelos a una ferretería.

Ese tipo de informes deben hacerlo dirigentes políticos.

Pero como los verdaderos dirigentes políticos (intendentes, algunos diputados, senadores, etc.) que el gobernador tiene alrededor, no fueron (ni van a ser) consultados, desde mi lugar de militante, le acerco un simple análisis de la causa de su derrota.

Desde el punto de vista del pueblo, existe la percepción que el Estado construye, pero no funciona.

Desde el punto de vista de los empleados públicos, existe la percepción que están solos actuando como paragolpes de los problemas de la gente, que ellos desde su puesto de trabajo intentan solucionar, pero no tienen el mínimo apoyo ni coordinación de los máximos niveles de decisión del Estado.

Desde el punto de vista de los militantes, existía (y existe) decepción por la falta de respeto a que fueron expuestos.

La gran mayoría esperaba que desde la máxima conducción se interpretaran estos problemas, y se hiciera un golpe de timón.

No sucedió eso aún. Es más se percibe un intento de continuar con la metodología que llevó a la derrota, duplicando la apuesta, insistiendo en mostrar obras al pueblo, pidiéndole paciencia.

Se sigue trabajando en cada área de gobierno sin coordinación entre ellas, pidiendo al empleado provincial resignación y obediencia.

Se persiste en la falta de respeto al militante decepcionado (militantes del oficialismo y de la oposición interna) pidiéndole disciplina partidaria “el que pierde debe acompañar” pero no se ven signos que el “que gana conduce”.

El pueblo, los empleados, y los militantes, todos votan. Y en noviembre nos vamos a enterar si pesa más la paciencia, la resignación y la disciplina partidaria que la realidad.

En el campo sabemos que cuando viene relampagueando desde el sur, lo más probable es que llueva.

El sentido común dice que si sabemos que va a llover, debemos estar preparados.

Pero la única verdad es la realidad, y la verdad es que nadie es dueño de ella, y en noviembre nos vamos a enterar (si antes no hay cambio de rumbo), si la razón la tenía el gobernador, o este análisis que presento.

En los hechos, la suma del Frente de Todos obtuvo el 38% de los votos. Si en la elección de noviembre no se llega a ese porcentaje, sabremos quién tuvo la razón (y quién debe hacerse responsable de los resultados).

Hay tiempo, pero no mucho.

Nallip A. Salomón