• 15 mayo, 2021

Una propuesta para que el acceso a internet sea un derecho

Ago 4, 2020

Hoy acceder a internet es esencial y necesario para alcanzar un nivel de vida digno, por lo que se debe considerar un “derecho humano”, y la necesidad de su disponibilidad y acceso hace que para propender a una sociedad justa, equitativa e inclusiva, la conectividad deba ser gratuita y de calidad.

El acceso a internet, un derecho y no un privilegio

En los últimos tiempos, y más aún con esta pandemia mundial por el covid19 que lo aceleró, la “conectividad a internet” viene reemplazando y modificando muchas formas, costumbres, métodos, etc., que fueran muy importantes y significativos en la organización y conformación de nuestras comunidades. Hoy necesitamos internet para comprar comida, remedios, servicios; para hacer los trámites básicos y necesarios; para administrar nuestros ingresos o para gestionarlos; para trabajar, estudiar, capacitarnos; para comunicarnos y compartir encuentros virtuales; para informarnos; para producir; para ….

Hoy, para una familia que logró incluirse social y laboralmente, que alcanzó un nivel de vida digno, la conectividad y uso de internet pasó a ser tan esencial como el uso de energía eléctrica. Ocupa más que el lugar dado al acceso a la telefonía fija de otras épocas, la que fuera oportunamente definida como un “servicio público”, y por lo tanto regulada por el Estado.

Hoy es tal la importancia y necesidad de tener “conectividad a internet”, que no puede constituir un “privilegio” para una parte de la sociedad, y dejar afuera de las posibilidades del desarrollo comunitario a otro sector importante que también la conforma.

Por esto es que proponemos que el acceso a internet sea un “derecho humano” y su declaración como “servicio esencial”, lo que lo constituiría como una prioridad para las políticas públicas.

La propuesta al Municipio

El concejal Fabricio Bolatti, presentó un proyecto de Ordenanza con el cual se busca garantizar el acceso gratuito a internet a todos los vecinos y vecinas de la ciudad de Resistencia, reduciendo así la brecha digital existente que desnudó el aislamiento social preventivo y obligatorio.

Este proyecto se suma a otras propuestas presentadas tendientes a mejorar la vida de las y los resistencianos durante la pandemia y su prolongación en el tiempo una vez que la misma concluya. “Hoy no tener conectividad es estar fuera de la sociedad que organiza el Estado, o sea, es ser discriminado”.

Su principal objetivo es permitir mayor inclusión, igualdad, equidad y posibilidades de desarrollo productivo y de servicios; la generación de empleo, además de promover el acceso a la educación, salud, seguridad, justicia, beneficios previsionales, entre otros.

La iniciativa busca facilitar el acceso a las plataformas digitales de aprendizaje a niños, niñas y adolescentes; garantizar el acceso al teletrabajo y a las herramientas online para la realización de distintos trámites, entre otras tareas relacionadas al cumplimiento de deberes, obligaciones o el acceso a derechos y otros servicios indispensables, sobre todo en el contexto de la pandemia y también cuando ésta concluya.

“Uno de los aspectos que pasa a ser básico y necesario para relacionarse, gestionar, comprar, estudiar, informarse y prácticamente no quedar aislado o marginado de este nueva forma de relación social, es la conectividad a internet, aunque parezca exagerado sin ella es probable que ciudadanos no puedan comer, comprar remedios, o cobrar su beneficio previsional”, señala el proyecto.

Asimismo, dispone la necesidad de “reconocer como derecho humano» el acceso a servicios de conectividad e Internet, en sus modalidades de banda ancha fija, móvil y satelital, de conformidad a lo establecido en el art. 2 de la Ley 27.078; y establecer como servicio público esencial del Municipio de Resistencia, la prestación y acceso de conectividad para todas las y los ciudadanos, que deberá consolidarse en el corto plazo, para garantizar su acceso universal y gratuito, priorizando en una primer etapa la prestación del mismo en los espacios públicos, educativos, deportivos, comunitarios, zonas comerciales y de servicios, de seguridad pública y de salud pública, para luego en una segunda etapa avanzar en toda la urbanización y alcanzar el carácter domiciliario”.

Como se implementará

Para su concreción, se crearán “Puntos de Inclusión Tecnológica”, que serán los espacios destinados a brindar conectividad, equipamiento, actualización, formación, capacitación y todo lo necesario para incluir y facilitar la conectividad y el acceso al equipamiento necesario, por parte de las y los vecinos, como ser los CCM y otros establecimientos de uso públicos, en diferentes sectores de la ciudad.

“Llegó la hora de hacer este esfuerzo, que no es otra cosa que continuar la millonaria inversión pública realizado durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y plasmado en el territorio provincial por el actual gobernador Capitanich en su anterior gestión”, expresó Bolatti.