• 22 octubre, 2021

El STJ dejó firme la condena a 38 años de prisión para Omar “Japo” Verón

Oct 6, 2021

Este lunes, las juezas de la Sala Segunda en lo Criminal y Correccional del Superior Tribunal de Justicia, Emiilia María Valle e Iride Isabel María Grillo, emitieron su voto con respecto a la causa de Omar «Japo» Verón, quien en el año 2019 fue sentenciado a 38 años de prisión por haber abusado de un niño de 7 años.

La causa fue caratulada como: “Abuso sexual gravemente ultrajante en concurso real con abuso sexual con acceso carnal triplemente agravado por resultar un grave daño en la salud física y mental de la víctima, por ser cometido por la concurrencia de dos personas y la participación de un menor de edad, en carácter de autor”.

Las cuestiones planteadas en el expediente eran:

1) ¿Es procedente el recurso de casación interpuesto por la defensa oficial?
2) ¿Que pronunciamiento corresponde dictar?

Luego de varias cuestiones y alegatos expuestos por parte de la defensa oficial como de la querella, las juezas del Superior Tribunal de Justicia emitieron su voto y dejaron firme la condena ya impuesta para «Japo» Verón.

Es así que, la defensa oficial impugnó mediante dicha vía recursiva el fallo N°188 dictado por la Cámara Primera en lo Criminal que condenó a Omar Alberto Verón como autor penalmente responsable de los delitos de “Abuso Sexual Gravemente Ultrajante en concurso Ideal con Corrupción de menores agravada por el vínculo (ascendiente) en Concurso Real con Abuso Sexual con Acceso Carnal agravado por el grave daño en la salud física y psíquica del sujeto pasivo y por la participación de un menor de edad”.

Finalmente, las juezas decidieron rechazar el recurso de casación que había sido presentado por la defensa. Expresaron sobre los argumentos esbozados por la defensa de Omar Verón que “la sentencia recurrida no se fundó, exclusivamente, en la versión del menor de edad. Ello así, toda vez que -como lo exteriorizaron-, los sentenciantes valoraron, además, otras pruebas relevantes y que le permitieron tener por acreditada la materialidad y autoría de los hechos atribuidos al imputado”.

Por otro lado, el querellante particular, Paulo Pereyra, presentó un escrito para rechazar la impugnación defensiva. “Considero válido el informe llamado ‘pre Cámara Gesell’ en los términos del informe 2019 de la Corte IDH y UNICEF, transcribiendo los motivos del fallo por los que no se hace lugar a dicho planteo”.

Además, argumentó: “No considera viciado el procedimiento de Cámara Gesell, señalando que no hubo oposición defensiva a que se la concretara en el Hospital Garraham dado el estado grave de salud de la víctima”.

También dejó en claro que: “No acepta los argumentos con que se trata de influenciada la versión del menor, por las razones que exterioriza, concluyendo en que corresponde sea rechazado el recurso de casación interpuesto en autos”.

EL CASO

A fines de julio de 2014, Santiago jugaba en la casa de un amigo en el barrio Nazareno de Resistencia, cuando el papá de su compañerito, Omar Alberto «Japo» Verón, abusó de él y lo amenazó de muerte.

El expediente relata que Verón hizo partícipe del hecho a su hijo, quien habría llevado al niño al domicilio cuando este se encontraba jugando en la vereda que compartían la casa del imputado y la de la víctima.

El pequeño a los pocos días comenzó con dolores intensos y su madre lo llevó a varias consultas médicas hasta que llegó al Sanatorio Antártida. Allí, el médico le diagnosticó graves lesiones intestinales, por lo que realizó una denuncia en la comisaría primera de Resistencia.

Santiago estuvo internado en el hospital Garrahan desde la segunda semana de agosto de 2014, donde fue sometido a numerosas intervenciones quirúrgicas.

Luego de fugarse y tras varios pedidos de captura, Verón fue detenido el 4 de octubre de 2018 en Resistencia, cuando se dirigía a la sede fiscal a entregarse por el delito que cometió. En noviembre del año pasado, la Cámara Primera en lo Criminal de Resistencia lo condenó a 38 años de prisión.